Crónicas de ganadores de lotería: Evita que tu sueño de millonario acabe en un final trágico

Ganar la lotería: ¿cuánta gente no sueña con eso?

Piensa en todas las veces que, conversando con amigos o familiares empezaste a planear tu posible vida de millonario: “Bueno, si gano la lotería, con el dinero haría…” y de allí continuar con una lista de deseos llena de proyectos, bienes materiales y más. ¿Cuántas veces te ha pasado esto?


Pero el punto es: si se diera el caso, si hoy fuera realmente el día, ¿podrías administrar tus riquezas según como lo has planificado? Porque ya sabes que el dinero puede ser muy tentador… y no todos los afortunados ganadores han sido capaces de tomar decisiones muy acertadas para invertir sus ganancias. De todas maneras, hay que decir que también hay gente que ha decidido compartir un poco de su suerte, demostrando un gran altruismo. 


3 historias de éxito, cómo debe hacerse


Veamos algunos de los casos más impactantes en la historia de ganadores de lotería, empezando con gente que eligió buscar la felicidad haciendo el bien:


  1. Tom Crist donó un premio completo de $40 millones a la caridad
    Les dio a todos - incluyendo a sus propios hijos - una gran sorpresa, eso es lo que hizo Tom Crist, el ganador del bote del Lotto Max en mayo de 2013. Decidió usar su multimillonario premio para financiar un fondo de caridad que él mismo había empezado, tras el fallecimiento de la esposa Janice, a causa del cáncer. Después de haber sido presidente y CEO de una compañía de electricidad durante 44 años, en septiembre de 2013 Crist decidió jubilarse. Dijo que no necesitaba $40 millones para sí mismo, y que sería feliz de ponerlos en uso para una buena causa: “Solo quiero que esto siga adelante por años y años, para que hijos y nietos puedan donar a ese fondo”.

  2. Rachel Lapierre creó un fondo de caridad luego de ganar un salario de por vida de $1,000 a la semana en la lotería de Quebec, "Gagnant à vie"
    “Quería hacer algo que amara por el resto de mi vida. Quería ayudar a otros”, esto es lo que la ex Miss Quebec declaró. Después de estar al frente de su propia agencia de modelos y trabajar como enfermera, ella estaba buscando una forma de seguir a su ídolo, la Madre Teresa, y dedicar su vida a la caridad. Su oportunidad llegó en 2013, al ganar una suma considerable de dinero. Así que renunció a su trabajo de enfermería y lanzó su propia beneficencia, Le Book Humanitaire. Su organización sin ánimo de lucro, la cual se encuentra en Saint-Jerome, a 60 km aproximadamente del noroeste de Montreal, usa las redes sociales para conectar a personas necesitadas con gente que pueda ayudar.

  3. Hombre anónimo compartió más de dos tercios de su premio de lotería de €72 millones con 10 beneficencias
    Suena increíble, pero esto es lo que ocurrió en Mayo de 2014: un francés que permanece en el anonimato obtuvo más de €72 millones ($80 millones) en la lotería EuroMillones y decidió entregar €50 millones a la caridad. En lo que el diario Le Parisien llamó un increíble acto de generosidad, el ganador no identificado de Haute-Garonne, en el suroeste de Francia compartió su premio con 10 organizaciones no gubernamentales que trabajan a favor de los más necesitados. Francaise des Jeux (FDJ), la organización que lleva la lotería transnacional en Francia, dijo que el ganador había pedido mantenerse anónimo, pero los medios reportaron que estaba soltero, con una edad de al menos 50 años y que no tenía hijos. “Ha tenido un fuerte sentido de solidaridad social y cree en la generosidad”, expresó un portavoz de FDJ.

historias ganadores loterias


3 historias trágicas, cómo no debe hacerse

No todos los ganadores de lotería han sido buenos manejando su nueva fortuna. De hecho, algunos de ellos han cometidos grandes errores, lo que los ha llevado a arruinar su propia vida y ¡a finalmente perderlo todo! Los siguientes casos lo ilustran perfectamente:


  1. Billie Bob Harrell Jr., $31 millones gastados en dos años
    Billie Bob Harrell Jr. ganó $31 millones en la lotería de Texas en 1997, por lo que ya no tuvo que seguir almacenando estantes en Home Depot. Harrell adquirió un rancho y compró media docena de casas para él y otros miembros de su familia. Él, su esposa y todos sus hijos tenían automóviles nuevos. También realizó grandes contribuciones para su iglesia. Es decir, si miembros de la congregación necesitaban ayuda, Billie Bob estaba allí con efectivo. Pero en 1999, menos de dos años después de su gran triunfo, Harrell se encerró dentro de su habitación en su elegante casa ubicada en Kingwood y se encontró en un punto de no retorno. Investigadores afirman que se quitó la ropa, presionó un cañón de escopeta sobre su pecho y disparó. Poco antes de su muerte, Harrell le había confesado a su asesor financiero: “Ganar la lotería es lo peor que me ha pasado".

  2. William “Bud” Post y un premio de pesadilla de $16.2 millones
    William “Bud” Post ganó $16.2 millones en 1993, y cinco años después dijo, “Todos sueñan con ganar premios, pero nadie se da cuenta de las pesadillas que aparecen de la nada, o los problemas”. De hecho, ganar la lotería le arruinó la vida durante años. El hermano de Post intentó contratar a alguien para matarlo a él y a su esposa, una casera le forzó a entregarle un tercio de sus ganancias, fue declarado culpable de asalto por disparar un arma a un cobrador, y por entregar cheques sin fondos. Finalmente quedó en la ruina y se declaró en bancarrota. Cuando Post murió de un fallo respiratorio en 2006, dejó poco o nada para su séptima esposa y para los nueve hijos que tuvo con su sexta esposa.

  3. Callie Rogers: ¿muy joven para ganar?
    Callie Rogers es tal vez la ganadora más joven de un premio de lotería: a la edad de 16 años ganó £1.9 millones ($2.2 millones) en 2003. Sus ganancias se fueron en cirugías plásticas, drogas y fiestas. Por lo que en vez de traerle felicidad, su fortuna la dejó tan sola y vulnerable que intentó suicidarse tres veces. Actualmente casada y madre de tres hijos, tiene apenas £2,000 ($2,359) en su cuenta bancaria, pero dice que finalmente es feliz. Sobre la experiencia comenta: “Era muy joven para ganar la lotería, no creo que a jóvenes de 16 años se les deba permitir participar”.


El camino a seguir


Existen muchas otras historias que contar sobre loterías, pero afortunadamente hay suficientes personas que han sido tratadas de manera justa y no han sido mal utilizadas al momento de ganar una gran cantidad de dinero. 

Realmente todo es cuestión de elegir: gastar todo tu dinero en un mes o llamar a un asesor independiente que ayude a administrar el cambio de vida que conlleva. Mucha gente no está preparada para lidiar con el hecho de ganar mucho dinero de repente y no tienen idea de cómo gastarlo. 


Entonces, ¿por qué no prepararse desde antes de ganar el bote? Lee estos consejos para actuar correctamente después de ganar la lotería, comprende la importancia de administrar tus ganancias, infórmate de las normas sobre los impuestos y sé consciente de quien te rodea, porque siempre habrá alguien que querrá sacar provecho de tu fortuna. Ahora que sabes todo esto, estás listo para convertirte en millonario y gastar tu dinero sabiamente. 

Vuelve atrás